Se encuentra usted aquí

"Venezuela debe asegurar la separación de poderes, el estado de derecho, los derechos humanos y las instituciones democráticas"

05 Abril 2017
Susana Malcorra en la OEA
Susana Malcorra representó al Mercosur en la Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA donde se consideró la situación en Venezuela
Discurso de la Canciller argentina, Susana Malcorra, en ocasión de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA del 3 de abril de 2017, donde se consideró la situación en Venezuela

"Muchas gracias Señor Presidente, es un honor estar aquí en este salón Simón Bolívar en el año 2017, en el conmemoramos los 200 años del inicio de la gesta del Libertador San Martin, el cruce de los Andes y la lucha por la liberación de Chile, como primer paso.

Es extraordinario que tengamos en este recinto a estos dos héroes juntos y que nos recuerdan que lucharon ellos en aquel momento, y seguimos luchando hoy, por una América, por una Latinoamérica, libre, independiente y respetuosa de los principios.

Hubiese querido iniciar esta intervención felicitando al hermano Estado Plurinacional de Bolivia por haber asumido la Presidencia, lamento que esto no fue posible, creo que es fundamental que en la Presidencia de Bolivia se logre avanzar en los temas de interés común y en los temas que nos ocupan y nos preocupan en la región.

Señor Presidente, voy a pedir a mi equipo que distribuya en este momento la declaración que emitimos el día sábado 1ro. de abril en la reunión de Cancilleres del MERCOSUR, ya que esta participación mía, en la reunión, la voy a hacer en representación del MERCOSUR y de los 4 países signatarios del Tratado de Asunción. Mi presencia aquí en el día de la fecha es el resultado del mandato que mis colegas cancilleres de Brasil, Paraguay y Uruguay le dieran a la Argentina en virtud de la Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR que actualmente detenta.

Es el reflejo de lo que le pasa a la hermana República Bolivariana de Venezuela y cuanto nos importa lo que pasa sin otro interés ni afán que sea el de contribuir a la búsqueda de soluciones en un país que fue en su momento una democracia que abrazó a muchos de nuestros ciudadanos, que huían y buscaban refugio en un momento de dictadura, connacionales que fueron perseguidos políticamente, cuyos derechos humanos fueron violados y que fueron recibidos y abrazados por los venezolanos.

En ese contexto estamos convencidos que es importante encontrar el camino que resuelva rápidamente la restitución por el respeto de las instituciones y la prosperidad de toda su población. 

El sábado primero de abril los Cancilleres del MERCOSUR nos reunimos en sesión extraordinaria para abordar los últimos desarrollos en Venezuela. 

Este intercambio significó el inicio del proceso de consultas previsto en los instrumentos normativos del MERCOSUR para preservar la democracia en sus Estados miembros.

En la reunión llegamos a la conclusión que ha habido en Venezuela una ruptura del orden democrático que va en contra de los principios esenciales del MERCOSUR, es decir la vigencia del estado de derecho, la efectiva separación de los poderes, el respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, que constituyen principios y objetivos básicos del Tratado de Asunción y sus Protocolos, entre ellos el Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR. 

Tomamos nota de la decisión del Tribunal Supremo de enmendar la sentencia del 30 de marzo que agravó la crisis político-institucional que atraviesa Venezuela, lo que muestra el impacto positivo de la presión internacional, pero al mismo tiempo pone en evidencia la ausencia de una real separación de poderes en ese país.

En ese marco, los Cancilleres resolvimos instar al Gobierno de Venezuela a adoptar inmediatamente medidas concretas, concertadas con la oposición, de acuerdo a las disposiciones de su Constitución y demás normas aplicables, para asegurar la efectiva separación de poderes, el respeto al estado de derecho, a los derechos humanos y a las instituciones democráticas. 

Otorgamos especial importancia al cumplimiento del cronograma electoral en la hermana República de Venezuela, así como a la liberación de los presos políticos en dicho país.

Los Cancilleres de Brasil, Paraguay y Uruguay encomendaron a la Presidencia Pro Tempore iniciar consultas con el Poder Ejecutivo y la Asamblea de Venezuela, escuchando a todos los actores involucrados, con el objetivo de contribuir al restablecimiento del diálogo y en ese sentido la obtención de la democracia en ese país. 

Cabe reiterar que con la reunión del sábado en Buenos Aires, hemos dado inicio al proceso de aplicación de la Cláusula Democrática del MERCOSUR, sin que ello implique la inmediata exclusión de Venezuela del Organismo tal cual está establecido en los procedimientos del tratado. 

Al mismo tiempo, ello no exime a Venezuela de cumplir con las obligaciones que emanan de dichos tratados a los que ese país ha adherido en nuestra subregión y a nivel internacional, en particular de salvaguarda de las instituciones y de respeto a los derechos humanos. 

Todos estos puntos están contenidos en la Declaración que suscribimos el 1o. de abril en Buenos Aires y que hemos distribuido hace un minuto los cuatro Cancilleres de los Estados signatarios del Tratado de Asunción, y en cuyos párrafos pre ambulares se reafirma el compromiso del mecanismo de integración del que formamos parte con el pleno respeto de las instituciones y valores democráticos, así como con el respeto irrestricto de los derechos humanos.

El curso de acción iniciado por el MERCOSUR responde al cumplimiento de los principios y objetivos fundamentales de nuestro proceso de integración: la defensa de la paz y la seguridad, del desarrollo armónico de nuestros pueblos y el respeto irrestricto a la democracia y a los derechos humanos en toda la región. En ese sentido, los Estados fundadores del MERCOSUR estamos cumpliendo con el mandato y las obligaciones que emanan claramente tanto del Tratado de Asunción como de sus Protocolos complementarios, en especial del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR de 1998 y del Protocolo de Asunción sobre el Compromiso con la Promoción y Protección de los Derechos Humanos del Mercosur, vigente en nuestros países desde 2005 y ratificado por los Presidentes del MERCOSUR en diciembre de 2015. 

Este marco es el que claramente indica que la decisión que hemos tomado no es de en ningún sentido injerencista, la realidad es que el compromiso que asumimos al suscribir estos tratados nos impone a todos los integrantes la obligación de intervenir según lo previsto por esos mismos tratados cuando cualquiera de sus Estados Miembros se aparta de los principios establecidos.

La supremacía de los valores democráticos y de respeto a los derechos humanos no está sólo consagrada en los documentos del MERCOSUR ya mencionados, sino en todos los acuerdos regionales e internacionales que los países de la región han suscrito.  Su defensa no implica, Señor Presidente, injerencia en los asuntos internos de un Estado, ya que esos principios son universales.

¿Cómo sería posible, sino, defender a los pueblos sometidos a dictaduras o a brutales avasallamientos de los derechos humanos por parte de sus dirigentes?.   La condena internacional a las acciones dictatoriales de todo tipo así lo demuestran y la Argentina, mi país, fue en ese sentido una inspiración al enjuiciar y condenar en juicios públicos la actuación de las Juntas militares. Así como también tuvo en su momento la inspiración de la comunidad internacional presionando en un contexto muy difícil.

Cabe asimismo destacar que el proceso de aplicación de la Cláusula Democrática del MERCOSUR, que iniciamos el 1o. de abril en Buenos Aires, va en línea con el mecanismo progresivo previsto en la Carta Democrática de la OEA y que estamos considerando aquí.

Al mismo tiempo y permítaseme enfatizar este punto, el proceso que iniciamos el sábado tiene como primer objetivo «acompañar » al Gobierno y a todas las partes venezolanas involucradas, en sus esfuerzos tendientes al restablecimiento de la plena vigencia de las instituciones democráticas en ese país. Tal es el objetivo expreso de nuestra Declaración Conjunta y de ninguna manera una voluntad de injerencia en una situación interna de Venezuela y que solo los venezolanos podrán resolver. 

La democracia y el respeto irrestricto de los derechos humanos constituyen los pilares del MERCOSUR, que Venezuela se comprometió a honrar cuando firmó y ratificó el Protocolo de adhesión al MERCOSUR, así que lo que hacemos no es sino exigir que Venezuela cumpla con las obligaciones que tiene como miembro del MERCOSUR.

Muchas gracias Señor Presidente, déjenme retomar lo que estaba diciendo que era enfatizar el punto que el proceso que iniciamos el sábado tiene como primer objetivo el de acompañar al Gobierno y a todas las partes venezolanas involucradas en sus esfuerzos tendientes al restablecimiento de la plena vigencia a las instituciones democráticas en ese país.

Tal es el objetivo expreso en nuestra declaración conjunta y de ninguna manera una voluntad de injerencia en una situación interna de Venezuela y que solo los venezolanos podrán resolver, la democracia y el respeto irrestricto de los Derechos Humanos constituyen los pilares del MERCOSUR que Venezuela se comprometió a honrar cuando firmo y ratifico el Protocolo de adhesión al MERCORUR así que es lo que hacemos no es sino exigir que Venezuela cumpla con las obligaciones que tiene como miembro del MERCOSUR.

En Buenos Aires los Cancilleres nos solidarizamos especialmente con el pueblo de Venezuela, con las víctimas de persecución política y de violación de derechos humanos, y expresamos nuestro compromiso de colaborar en pos de una solución pacífica y definitiva de la crisis que aflige al país hermano. Entendemos que ése debe ser también el objetivo de las acciones que se adopten en el seno de la Organización de Estados Americanos. 

Hace poco menos de un año, en este mismo recinto, fui yo quien dijo, que le tendíamos la mano al pueblo venezolano, seguimos diciendo exactamente lo mismo, le tendemos la mano al pueblo venezolano, entendiendo que esto debe hacerse en el marco de respeto y a los compromisos que se asumieron en cada una de las organizaciones de las cuales somos parte.

Hablo por el MERCOSUR, pero lo mismo corresponde a esta institución, la Organización de los Estados Americanos, con la plena convicción que la Presidencia de Bolivia podrá llevar adelante una agenda de construcción de estos consensos, agradeciéndolo a usted señor presidente que tomara en sus manos este hierro caliente, y agradeciéndoles a todos por haberme dispensado el privilegio de hablar en primer lugar termino con la convicción que es un momento complejo, es un momento difícil, y es un momento que necesita de todos nosotros contribuyendo a que los venezolanos logren las soluciones que hace un tiempo que buscan y que aún no han logrado encontrar.

Muchísimas gracias"