Se encuentra usted aquí

Reunión Ministerial G77 + China en Kenya (UNCTAD)

17 Julio 2016
Reunión Ministerial G77 + China en Kenya (UNCTAD)

Quisiera agradecer al Embajador Wayne (Jamaica) por la intensa y encomiable labor realizada en la coordinación del G77 y China en Ginebra, especialmente en esta etapa compleja de elaboración de un documento para la UNCTAD XIV. Asimismo, también agradecemos al Embajador Suescum, de Panamá, por su activa e importante labor como presidente de la Junta de Comercio y Desarrollo y, por ende, del Prepcom. Sabemos lo dificultoso de la tarea que ha llevado a cabo y por eso mis más sinceras simpatías.

No vamos a reiterar lo ya señalado por la distinguida Ministro de Bahamas, en nombre del GRULAC, declaración a la cual adherimos en su totalidad, pero si creemos oportuno resaltar ciertas cuestiones que consideramos relevante tener en cuenta en la semana que comienza.

El año 2015, como ya se ha señalado, ha sido un año muy prolífico en cuanto a resultados favorables al desarrollo y, particularmente, al desarrollo sostenible. Se acordó una Agenda de Acción en Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo; la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible; el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático; y, por último, se obtuvieron también importantes compromisos en la Décima Ministerial de la OMC, particularmente en el sector agrícola.

Sin dudas, para llevar a cabo un plan tan ambicioso requiere coordinación a diferentes niveles e incluye: acción gubernamental en cada país, cooperación internacional, acciones multilaterales, y participación de la sociedad civil y el sector privado.

El sistema de las Naciones Unidas junto con los gobiernos y el sector privado tienen que trabajar juntos y explorar la manera de empoderar a los grupos de la Sociedad Civil, en particular, si tenemos en cuenta la persistencia de un alto desempleo juvenil y de brechas de género y de ingresos. Es fundamental que las soluciones que propongamos sean constructoras de resiliencia. Para ello debemos asegurar la total involucración de las mujeres y los jóvenes como parte central de su implementación.

Adicionalmente deberíamos proveer solidas directrices al  sector privado con el fin de permitirles a las empresas alinear sus estrategias de negocios e implementar acciones de Responsabilidad Social Corporativa con los principios de desarrollo sostenible  y con las prioridades del desarrollo, siempre respetando los Derechos Humanos. Un excelente ejemplo al respecto es el Impacto Global  de las Naciones Unidas con sus diez principios y el trabajo de sus redes locales.

En este contexto, para lograr un crecimiento económico sostenible y que cuide el medio ambiente así como también lograr la inclusión social y la reducción de las inequidades, los países en desarrollo deberían tener acceso a la infraestructura y la tecnología, fortaleciendo y potenciando los principios de equidad, inclusividad y responsabilidades comunes pero diferenciadas

En ese marco, creemos que la UNCTAD tiene un importante papel que desempeñar, particularmente si de lo que se trata es de pasar de las Decisiones a las Acciones. Por ello, al igual que todos los aquí presentes, hemos defendido, en las negociaciones que nos han llevado hasta esta ciudad, la necesidad de acordar un mandato ambicioso y revitalizador para los próximos cuatro años de esta organización. La UNCTAD debe continuar siendo el punto focal de las Naciones Unidas para el tratamiento integrado del comercio y el desarrollo, y para ello se le debe proveer de los instrumentos y recursos necesarios que permitan fortalecer cada uno de sus tres pilares (investigación y análisis; cooperación técnica; y la búsqueda del consenso entre sus Estados miembros).

Respecto al documento bajo negociación, es grato percibir que se han hecho importantes progresos en Ginebra, pero no obstante ello aún quedan numerosos párrafos sin acordar. Si bien lo deseable hubiera sido construir sobre lo ya aceptado en otras Conferencias, particularmente en ciertas cuestiones de interés para los países en desarrollo, consideramos oportuno y necesario, en esta instancia, en esta última etapa del proceso, limitarnos (en aquellas cuestiones controversiales que aún persisten) a utilizar el lenguaje ya acordado, a los efectos de evitar que se terminen erosionando conceptos caros a nuestros intereses. Mas aun, no perder de vista la importancia del momento en el que estamos para sentar las bases de la fase inicial de implementación de la agenda 2030, que es el tema que nos fijamos para esta Reunión Ministerial.

Por lo demás, confiamos en las habilidades negociadoras de usted, Embajador Wayne, y en la paciencia y creatividad incansable del presidente de la Junta de Comercio y sus “amigos” para llevarnos a buen puerto.

Finally, who, if not this Group of 77 plus China, can steer and shape UNCTAD to be strong and fit, to support all of us in the implementation of Agenda 2030.

 

Muchas gracias.