La Argentina reabrió su Embajada en Singapur

En sus discursos durante la ceremonia de apertura, las autoridades de ambos países celebraron la reapertura de esta representación argentina, a la que consideraron un claro signo de la nueva etapa que están viviendo las relaciones bilaterales.

El día 4 de septiembre pasado, el Canciller argentino, Jorge Faurie, presidió la ceremonia de reapertura oficial de la Embajada de nuestro país en Singapur. La nueva sede está ubicada en el imponente complejo SUNTEC en el distrito financiero de Singapur. En el evento, estuvo acompañado por su par singapurense, Vivian Balakrishnan, y el Embajador argentino, Federico Barttfeld, la inauguración contó, además, con los representantes del sector privado, de la colonia argentina y más de 120 invitados.

Ambos países iniciaron este año una nueva etapa que en las relaciones bilaterales. Al encuentro entre el Presidente Macri y el Primer Ministro singapurense, Lee Hsien Loong, durante la última cumbre del G20, se sumó la visita del Canciller Balakrishnan a Buenos Aires,  la devolución de la misma con la visita del Canciller Jorge Faurie a este país y la reciente visita del Vicepresidente de Singapur, Tharman Shanmugaratnam, a la Argentina

Singapur, con una población de sólo 5.6 millones de habitantes pero con un PBI per cápita de US$ 52.961 y unas importaciones totales de US$ 283.000 millones (2016), no sólo es una de las economías más integradas al comercio internacional  sino que es, asimismo, la puerta de entrada a toda la región.

Por el lado de las inversiones, Singapur se destaca por ocupar el puesto número 13 entre los mayores emisores de Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo, con un stock total que superó los US$ 682.000 millones en 2016. Es por esta realidad, sumada a su importancia comercial y su ubicación geográfica privilegiada, que Singapur representa hoy para la Argentina una oportunidad única de crecimiento de sus ventas a la región, atracción de capitales productivos e internacionalización de sus empresas.

Con ese objetivo fue, precisamente, que el Canciller Faurie sumó a su entrevista con su par local encuentros con el Ministro de Comercio Lim Hng Kiang y con altos representantes del organismo oficial encargado de promover las inversiones singapurenses en el exterior, denominado IE Singapore.

Además, se entrevistó con representantes del Economic Development Board, la agencia pública que tiene como finalidad mantener pujante el desarrollo económico de Singapur. Fue con estos últimos con quienes conversó sobre la necesidad de potenciar las acciones de asociación que ya existen entre ambos países en el ámbito de la tecnología aeroespacial.

En definitiva, y como bien resumió el propio Faurie durante su discurso inaugural, “esta nueva Embajada tendrá como misión principal promover las oportunidades comerciales que ofrece Singapur para el aumento y la diversificación de las exportaciones de los productos y servicios nacionales, para ese mercado y para toda Asia. Tendrá la misión de difundir entre los inversores locales las oportunidades y ventajas que ofrece el nuevo escenario argentino para el desarrollo de proyectos que beneficien a ambas partes.”

Ediciones anteriores

Suscripción

Image CAPTCHA
Ingrese los caracteres mostrados en la imagen.