Argentina inicia una nueva Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR

En diciembre pasado Argentina asumió nuevamente la Presidencia Pro Tempore (PPT) del MERCOSUR, que mantendrá durante todo el primer semestre de 2017. En un nuevo contexto, tanto regional como global, los principales objetivos de nuestro país son la consolidación y fortalecimiento del bloque. La profundización de la integración regional permitirá el aumento del comercio, la generación de empleo y dará impulso a la inserción internacional de nuestro país.

El 14 de diciembre de 2016 se realizó en el Palacio San Martín la XI Reunión Extraordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC) del MERCOSUR con la participación de los Cancilleres de los cuatro Estados Partes signatarios del Tratado de Asunción (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay). En dicha ocasión nuestro país asumió nuevamente la Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR, la que se extenderá durante el primer semestre de 2017. Así, la Argentina conducirá el proceso de integración durante los próximos meses e impulsará acciones para consolidar y fortalecer el MERCOSUR.

El MERCOSUR constituye el eje central de la inserción internacional de la Argentina y en sus 25 años de existencia ha generado una red fundamental de intereses y de canales de diálogo y de cooperación entre amplios sectores de la sociedad que son motores fundamentales para nuestro desarrollo. En ese sentido, la Presidencia Pro Tempore Argentina (PPTA) se propone trabajar en base a tres ejes temáticos principales: avanzar en la eliminación de las barreras no arancelarias que dificultan las corrientes de comercio intrazona para generar mejores condiciones para los negocios y dar mayor certidumbre a los operadores comerciales; perfeccionar la unión aduanera a través de la eliminación progresiva de las excepciones que presenta el arancel externo común (AEC); y llevar adelante una ambiciosa agenda de relacionamiento externo, reafirmando la negociación conjunta según el compromiso asumido en el Tratado de Asunción y así alcanzar acuerdos con la Unión Europea, la Alianza del Pacífico, Corea del Sur, el Acuerdo Europeo de Libre Comercio (EFTA), India, Canadá y la Unión Aduanera del África Austral (SACU) y el relacionamiento con los EE.UU. y China.

Asimismo en el marco de estos lineamientos, la PPTA pretende impulsar la conformación de cadenas de valor a efectos de aumentar la producción y el comercio como forma de crear empleos genuinos; la facilitación del comercio, mediante la implementación de ventanillas únicas y documentación informatizada; la coordinación de la normativa técnica a través de la coherencia regulatoria, como forma de evitar las barreras no arancelarias; los acuerdos sobre normas sanitarias y fitosanitarias; la conclusión de los acuerdos de inversiones y de contrataciones públicas; y la incorporación de nuevas disciplinas al MERCOSUR (entre ellas comercio electrónico, economía digital y políticas para PYMES).

Más allá de este listado no exhaustivo, el MERCOSUR debe aún dar respuestas a dudas y planteos de sectores de nuestra sociedad frente a los nuevos desafíos que presenta el dinamismo de los procesos productivos del siglo XXI. Debemos tener presente que las nuevas tecnologías y los nuevos materiales, la velocidad de las comunicaciones y de los flujos de servicios, la progresiva reducción de los aranceles aduaneros frente al surgimiento de otro tipo de barreras al comercio, están cambiando aceleradamente la forma de encarar los negocios a nivel mundial. Sin embargo es claro que, independientemente de las alternativas existentes, todos los caminos convergen en modelos que tienen a la integración regional como un factor central. Por ello debemos ser conscientes de la fortuna de pertenecer a una región caracterizada por la ausencia de grandes conflictos, poblada con hombres y mujeres con vocación de trabajo conjunto y dotada de incomparables recursos naturales.

Durante su mandato, nuestro país está comprometido a llevar a las mesas de negociación un diálogo franco, pragmático y constructivo con los demás socios para que el MERCOSUR se consolide como un instrumento de desarrollo y generación de empleos. Al trabajo de reinserción internacional de la Argentina, que tan exitosamente hemos recorrido en los últimos meses, podremos a partir de ahora sumar la responsabilidad de actuar como voceros de nuestro proceso de integración regional, que continúa siendo la piedra angular de nuestra inserción internacional.

La Cancillería argentina está comprometida con el fortalecimiento y la profundización del trabajo conjunto con todas las áreas del Gobierno nacional, las provincias y el sector privado para alcanzar los mejores resultados y las mejores propuestas que permitan dinamizar el proceso de integración y aprovechar las oportunidades que se generan en el escenario internacional para aumentar el bienestar de nuestro país y de la región.

Ediciones anteriores

Suscripción

Image CAPTCHA
Ingrese los caracteres mostrados en la imagen.