INTRODUCCIÓN DEL CANCILLER JORGE FAURIE

El pasado 21 de mayo, la Ciudad de Buenos Aires fue por primera vez escenario en Sudamérica de una Reunión con los Ministros de Relaciones Exteriores de las principales economías del mundo.

No está de más recordarlo: el G20 es el foro internacional para la cooperación económica, financiera y política más importante del mundo. La Argentina, en el ejercicio de la Presidencia 2018, tiene un rol activo en la ‘mesa chica’ de las grandes potencias, en lo que hace a la formulación de los debates y a la búsqueda de consensos globales.

Ahora bien, cabe preguntarnos, ¿por qué fue importante para la Argentina esta Reunión de Cancilleres del G20? Vivimos un tiempo en el que el mundo reconfigura ciertas reglas, y se está moldeando una nueva realidad, y nosotros los argentinos ponemos manos a la obra para ayudar en esa tarea. En el concierto internacional, Argentina busca tender puentes y congeniar las agendas particulares con las agendas globales. Generar y facilitar circuitos de diálogo que garanticen visiones plurales es un trabajo arduo.  Estar sentados en esta mesa, siendo anfitriones y protagonistas, moldeando los cursos de acción a tomar en este mundo en movimiento, son datos de suma relevancia que merecen destacarse.

En Buenos Aires se profundizaron cuestiones estratégicas que son de especial interés y actualidad para nuestro país y para nuestra región: el futuro del empleo y su imbricación con el sistema educativo, la infraestructura aplicada al desarrollo, y la seguridad alimentaria. Todas son preocupaciones que resultan centrales para nuestro presente y futuro como nación y como región.

La Argentina tuvo durante la Reunión Ministerial –y la tendrá durante los próximos encuentros-  la gran oportunidad de llevar a esa mesa la voz de los países del sur, con sus preocupaciones, aspiraciones y potencialidades, y con la necesidad urgente de reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de nuestra gente.

Sin dudas, la visibilidad que brinda ejercer la Presidencia del G20 durante 2018 contribuirá a consolidar la inserción internacional de la Argentina y a afirmar un lugar de relevancia para nuestro país en el desafiante siglo que transcurre.

Los invito a leer detalles sobre este tema y sobre otras acciones desarrolladas durante el mes de mayo desde nuestra Cancillería.

No está de más recordarlo: el G20 es el foro internacional para la cooperación económica, financiera y política más importante del mundo. La Argentina, en el ejercicio de la Presidencia 2018, tiene un rol activo en la ‘mesa chica’ de las grandes potencias, en lo que hace a la formulación de los debates y a la búsqueda de consensos globales.

Ahora bien, cabe preguntarnos, ¿por qué fue importante para la Argentina esta Reunión de Cancilleres del G20? Vivimos un tiempo en el que el mundo reconfigura ciertas reglas, y se está moldeando una nueva realidad, y nosotros los argentinos ponemos manos a la obra para ayudar en esa tarea. En el concierto internacional, Argentina busca tender puentes y congeniar las agendas particulares con las agendas globales. Generar y facilitar circuitos de diálogo que garanticen visiones plurales es un trabajo arduo.  Estar sentados en esta mesa, siendo anfitriones y protagonistas, moldeando los cursos de acción a tomar en este mundo en movimiento, son datos de suma relevancia que merecen destacarse.

En Buenos Aires se profundizaron cuestiones estratégicas que son de especial interés y actualidad para nuestro país y para nuestra región: el futuro del empleo y su imbricación con el sistema educativo, la infraestructura aplicada al desarrollo, y la seguridad alimentaria. Todas son preocupaciones que resultan centrales para nuestro presente y futuro como nación y como región.

La Argentina tuvo durante la Reunión Ministerial –y la tendrá durante los próximos encuentros-  la gran oportunidad de llevar a esa mesa la voz de los países del sur, con sus preocupaciones, aspiraciones y potencialidades, y con la necesidad urgente de reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de nuestra gente.

Sin dudas, la visibilidad que brinda ejercer la Presidencia del G20 durante 2018 contribuirá a consolidar la inserción internacional de la Argentina y a afirmar un lugar de relevancia para nuestro país en el desafiante siglo que transcurre.

Los invito a leer detalles sobre este tema y sobre otras acciones desarrolladas durante el mes de mayo desde nuestra Cancillería.

Ediciones anteriores

Suscripción

Image CAPTCHA
Ingrese los caracteres mostrados en la imagen.